4.8.08

Naturalismo. Realismo

REALISMO OCCIDENTAL

Realismo se llama a la corriente estética que apareció entre 1830 y 1880, que se resume como <>. El realismo en el teatro tiene la voluntad de duplicar la realidad a través de la escena, de representar una imitación lo más cercana posible a la realidad. El naturalismo apareció después de 1880 y tiene la misma función que el realismo en el teatro, pero muestra una realidad que acepta lo determinista, intranformable y hostil al hombre, casi como si fuera una fotografía, donde la realidad es puramente observable.
Los decorados copian a la naturaleza. Las lenguas empleadas reproducen el habla cotidiana de los personajes, de acuerdo al idioma que se usa en ese estamento social. La actuación apunta a la ilusión de realidad. Los personajes se mueven como si no hubiera espectadores en la platea, como si entre la platea y el escenario hubiera una cuarta pared. El director de teatro se convierte en el intérprete principal del texto, y trabaja sobre éste, la dirección de actores, la escenografía, la luz, el sonido, etc.






EL TEATRO LIBRE DE ANDRÈ ANTOINE (1858-1943), director de escena, autodidacta francés.

En 1887 creó el teatro libre. Este consistía en la acción simple, rápida, concisa y visual, tanto en gestos como en actitudes y palabras, buscando sus motivaciones en los caracteres y no en los enredos de la situación, con naturalidad y en un marco expresivo. Sostenía que la voz de los personajes del drama nuevo poseen la misma voz que nosotros, sus lenguajes es el nuestro de todos los días, con sus giros y deformaciones habituales. El arte del actor en el nuevo teatro había de vivir con la verdad, reposar en la observación y en el estudio directo de la naturaleza. Prohibió a sus actores que se dirigieran al público y elaboró él mismo el sistema que se volvió célebre, de “trabajar de espaldas” (al público).


NATURALISMO Y CRÍTICA SOCIAL

A mediados del siglo XIX el interés por el detalle realista, las motivaciones psicológicas de los personajes, la preocupación por los problemas sociales, condujo al naturalismo en el teatro. Los naturalistas sintieron que el objetivo del arte, como el de la ciencia, debía ser el de mejorar nuestras vidas. Los dramaturgos y actores, como los científicos, se pusieron a observar y a retratar el mundo real.




REALISMO PSICOLÓGICO

Las obras demuestran problemas sociales como la enfermedad genética, la ineficiencia del matrimonio y los derechos de las mujeres.





LA OBRA DRAMÁTICA DE HENRIK IBSEN (1828-1906),
dramaturgo y poeta noruego.

Es considerado el padre del drama realista noruego y antecedente del teatro simbólico. En su época sus obras se consideraron escandalosas por cuestionar el modelo de familia y de sociedad dominante. Sus obras siguen vigentes y es uno de los autores no contemporáneos más representados en la actualidad. Sus primeras obras son de carácter romántico y en ellas retrata lo que él consideraba los defectos del carácter noruego. Algunas de sus obras son “Catilina”, “La tumba de los guerreros” y “La comedia del amor”. Más tarde se interesa por los problemas sociales de su tiempo y cuestiona los fundamentos de la sociedad burguesa. Algunas de sus obras son “Casa de muñecas”, “Espectros” y “Un enemigo del pueblo” en el que a través de uno de sus personajes se expresa así: “He descubierto que las raíces de nuestra vida moral están completamente podridas, que la base de nuestra sociedad está corrompida por la mentira”. “El hombre más fuerte es el que está más solo”. El teatro de Ibsen adopta la solidez dramática del clasicismo y se expresa mediante una estructura apoyada en la fuerte presencia del conflicto, que cuando se alza el telón está muy cerca de la crisis. Sus obras tienen unidad de acción, con principio, medio y fin. Sus personajes padecen infortunio público, que a diferencia del infortunio privado (propio del melodrama), está vinculado con el referente, su entorno y la situación social y política del hombre. El personaje también dispone de una prehistoria, lo que Ibsen considera, la herencia del pasado. En el enunciado verbal de sus personajes existen dos partes: una explícita, lo que los personajes dicen, y otra sobreentendida, lo que callan. Otro elemento que incorpora es el de la acción, hay una estrecha relación entre causa y efecto. Las palabras son dichas cuando la situación las requiere. Nunca aparece en sus obras el personaje gracioso o simpático, ni piezas humorísticas. Para generar la ilusión de realidad usa otros procedimientos como la extraescena, un espacio real fuera del escenario de donde vienen o adonde van los personajes y que el espectador reconoce, ya que el espacio de la extraescena repite ámbitos que el receptor burgués conoce. Otro procedimiento es el encuentro personal, momento de la historia, casi al límite de su fin, en que dos personajes concretan el momento eludido durante toda la obra: el encuentro personal y decisivo donde por lo general se da la discusión, que decide el destino de los personajes.





AUGUST STRINDBERG (1849-1912), escritor y dramaturgo sueco.

Escribía producciones naturalistas llevando al sendero del revolucionario, que desenmascara el egoísmo, la falsedad e hipocresía de la sociedad burguesa. Quería aplicar en la literatura el método científico. Le interesaba la dramaturgia inserta en la psicología de los hombres que él pintaba, y su desenvolvimiento anímico. Creaba ambientes íntimos de representación, sin más de tres personajes en escena. También anuló los entreactos para realizar todo en un acto y así evitar cortes que distraigan la atención y corten la acción. Se fundó en Estocolmo el “teatro íntimo” por tres años. Después de haber estado internado en un hospital psiquiátrico entró en un estado profundo de soledad, y pasó, a través de autores como Nietzsche, de una visión realista antiburguesa, a un grado de pesimismo extremo que negaba la realidad y a un estado de ánimo reaccionario.

Mariano Solero

Paula Stilman
2008